• La socimi adquiere un edificio en la calle Miguel Ángel, a menos de 100 m del Paseo de la Castellana, en la zona ‘prime’ de oficinas de Madrid, en una compleja operación fuera de mercado, en cuatro transacciones independientes.
• El activo recién adquirido goza de mucha visibilidad, debido a su posición única. Cuenta con más de 8.000 metros cuadrados y cerca de un centenar de plazas de aparcamiento subterráneas.
• Ésta es la tercera adquisición realizada por Axiare en lo que va de año. Su cartera equilibrada de oficinas se compone ya casi el 50 por cien a edificios en los CBD de Madrid o Barcelona.
• Suma ya cerca de 140 millones invertidos en lo que llevamos de 2017

Madrid, 24 de febrero de 2017. Axiare Patrimonio cierra la tercera operación de compra de activos estratégicos en lo que va de año. La socimi ha invertido 53,4 millones de euros en la adquisición de un edificio de oficinas de 8.036 metros cuadrados y 99 plazas subterráneas de aparcamiento en el corazón del distrito financiero de Madrid, una de las zonas más demandadas por inquilinos de primer nivel. Con esta operación, en apenas mes y medio,

Axiare Patrimonio lleva invertidos 138,4 millones en la compra de tres inmuebles de uso terciario, que suman 34.354 metros cuadrados y cerca de un millar de plazas de aparcamiento.

Axiare Patrimonio ha llegado a acuerdos para adquirir la totalidad del edificio en cuatro transacciones complejas e independientes, siendo el activo propiedad de cuatro propietarios. Axiare continúa actuando fuera del mercado y siendo muy selectivas en sus adquisiciones.

El consejero delegado de Axiare Patrimonio, Luis López de Herrera-Oria afirma que “esta operación muestra otra vez nuestra capacidad de actuar fuera del mercado, adquiriendo un activo con gran potencial en una operación compleja. Seguimos con el fiel cumplimiento de nuestro plan de negocio, con el objetivo final de generar valor para nuestros accionistas”.

El activo recién adquirido está ubicado en la calle Miguel Ángel número 23, de Madrid, en una de las principales áreas de oficinas prime de la ciudad, a menos de 100 m del Paseo de la Castellana. Cada una de sus siete plantas, de forma regular, tiene una superficie de aproximadamente 1.050 metros cuadrados, con dos fachadas de luz y dos patios interiores. El inmueble cuenta además con un local comercial en planta baja y goza de una excelente visibilidad desde Paseo de la Castellana. En la actualidad, el edificio se encuentra arrendado en un 94% a varios inquilinos.

Por otro lado, mediante la gestión activa de sus inmuebles, Axiare Patrimonio prevé acometer obras de mejora en el edificio en el medio plazo, lo que permitirá la revalorización del mismo.

La compañía ha adquirido dos edificios de uso terciario más en lo que va de año, de 41,5 y 43,5 millones respectivamente, sumando todo esto un total de 34.354 metros cuadrados y casi un millar de plazas de aparcamiento.

La valoración total de la cartera de activos de Axiare Patrimonio en la actualidad supera los 1.400 millones de euros. El 74 por ciento de esta cartera de activos son oficinas, de las cuales cerca de la mitad está ubicada estratégicamente en los CBD de Madrid y Barcelona; un 16 por ciento son naves logísticas, situadas en localizaciones clave para la distribución de mercancías por España y, el 10 por ciento restante, medianas comerciales con gran afluencia de visitantes.

En la operación, que ha sido estructurada por Zaphir Asset Management, Axiare Patrimonio ha contado con el asesoramiento legal de EY y Cuatrecasas, técnicamente con el de Aguirre Newman, y en la parte comercial ha sido asesorada por JLL y Cushman & Wakefield.